jueves, 4 de septiembre de 2014

LA CASA DE LOS MURCIÉLAGOS


     A veces, crees que estás sol@ en una casa y que puedes explorarla con tranquilidad, pero se nos olvida que esos hogares que parecen muertos y en proceso de putrefacción, están, en realidad,  llenos de vida y de nuevos habitantes... En este caso, además de la eterna (y para mí insufrible) compañía de las arañas, tuvimos unos simpáticos murciélagos como guías durante todo el recorrido. Como no es bastante peligroso el estado de estas construcciones,  ahora tenemos que añadir el peligro de la rabia o de una conversión vampírica...

"Bienvenidos a mi morada. Entre libremente por su propia voluntad y deje parte de la felicidad que trae" 
(Drácula, de Bram Stoker. 1992)






En la planta baja está la cocina...











En la primera planta están el baño, tres dormitorios y un cuarto de trabajo...










Una vez más, el suelo gritaba ¡cuidado!








El cuadro, un detalle sobre una pared inacabada...








¿Hay algún médico en la sala?










Seguimos subiendo hasta el desván..

.









     Había muchos recuerdos y documentos en esas maletas, desde pasaportes y fotos a permisos de circulación y otros objetos personales. Cuando encuentras algo así, conectas enseguida con la última familia que habitó la casa, es una de las sensaciones impagables de estas incursiones...


Nuestros compañeros de exploración...




 Creo que no le caímos bien...


     Fue la primera visita de cinco en ese mismo día y los murciélagos estuvieron presentes en cada una de ellas, pasando de ponerme nerviosa a aprender a esquivarlos "al vuelo", nunca mejor dicho...






8 comentarios:

  1. Genial!!!! sencillito, inédito, currado, como debe ser!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jordi, cuesta pero todavía aparecen lugares libres de graffitis y sin más daño que el paso del tiempo :)

      Eliminar
  2. Buen reportaje y muy bien acompañados por esos lindos bichitos, jajaja, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro, al principio parecía Homer Simpson gritando "que se me enredan en el pelo!" Pero después les pillé el truco :)
      Saludos

      Eliminar
  3. Un gran trabajo, que reportaje mas bueno y que de detalles! y esos vampiritooooos fotogenicos!! saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja vampiritos fotogenicos? Eso me gustó :P
      Gracias Isaac por estar ahí como siempre!

      Eliminar
  4. Jajajaja Qué gracia me ha hecho ver a los murciélagos!!! Más que nada porque les tengo un no se qué y un qué se yo, que me faltan piernas para salir corriendo cuando veo alguno... Recuerdo estar explorando en una casa de principios del siglo pasado (a ver si encuentro las fotos y las cuelgo) cuando con la linterna mi compañero enfoca un murciélago. El animalito, que se alegraría mucho de vernos, quiso venir a darnos la bienvenida. Creo recordar que batimos el récord en carrera de obstáculos, ese día! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja que bueno! Quien os vería salir corriendo y los murciélagos partiéndose el culo :D
      Gracias por tu visita Oscar y busca esas fotos que me encantará verlas :)

      Eliminar