sábado, 24 de junio de 2017

LA CASA DEL PIANO

Esta escapada supuso un respiro en mi "autoenclaustramiento" por motivos personales y laborales, además de calmar el síndrome de abstinencia, resultó ser una localización increíble donde nos encontramos con un objeto que me apasiona y que soñaba encontrar algún día en un abandono... un piano. 

Era última hora de la tarde y la luz nos abandonó pronto, de ahí que las fotos fuesen tomadas con ayuda de linternas, solventado ese problema, la falta de luz no hizo más que añadir emoción al recorrido.

La cocina.





La sala del piano.









































Otra sala.











Tenía dos cuartos de baño.





Parece un reflejo, pero son dos aseos separados por un estrecho tabique.









Los dormitorios.















También disponía de capilla.











Nos vamos y pasamos por un almacén del exterior con algunos objetos en el que no entramos por el mal estado del suelo.











Con muchas ganas de volver a las andadas...